Llega la primavera y con ella el buen tiempo. Los días son más largos y nuestro amigos los animales, sobre todo los perros, pasan más tiempo fuera de casa, en el campo, en los parques, etc. y por lo tanto están expuestos a determinados factores causantes de problemas y enfermedades.

En esta estación los dueños de animales deberían tomar  algunas precauciones para disfrutar al máximo de sus animales y evitar en la medida de lo posible problemas de salud que en esta época son más frecuentes.



PICADURAS DE INSECTOS

Durante la primavera y el verano los veterinarios atendemos muchos animales con reacciones alérgicas, muchas veces debidas a las picaduras de insectos. Los síntomas pueden ir desde una leve urticaria con prurito e inquietud del animal, hasta una reacción más grave con hinchazón de la cara, y en el peor de los casos edema de glotis (que puede ocasionar dificultad para  respirar e incluso asfixia) o un shock anafiláctico. 
En éste último caso, aunque administre los remedios homeopáticos indicados abajo, deberá acudir urgentemente  a un veterinario para que ponga el tratamiento oportuno, casi siempre con corticoides, adrenalina  y/o antihistamínicos.

En los casos más leves, en los que sólo hay inflamación y edema de una o varias zonas de la piel, se puede intentar un tratamiento homeopático muy efectivo, con los siguientes medicamentos:

Apis mellifica 30CH: 2 gránulos disueltos en un poco de agua mineral cada 15 o 30 minutos hasta que la inflamación vaya disminuyendo. Después se van espaciando las tomas de los gránulos y se suspende el tratamiento cuando los síntomas desaparezcan.

Histaminum 15CH o Poumon Histamine 15CH: 2 gránulos 3 o 4 veces al dia.

Recomiendo tener estos dos medicamentos en el botiquín de nuestras casas o cuando salimos al campo con los animales pues este problema es muy frecuente en ellos y nos pueden sacar de más de un apuro.

Muchas veces, la administración de estos medicamentos homeopáticos es suficiente para resolver el problema sin necesidad de administrar corticoides y/o atihistamínicos. Evidentemente, si el problema persiste o el animal empeora, acuda con su animal al veterinario lo antes posible.

También es muy frecuente en esta época las reacciones alérgicas producidas por las ORUGAS DE LOS PINOS (Procesionaria). Cuando los animales las chupan o las ingieren, éstas pueden provocar graves lesiones en la mucosa bucal y/o en la lengua. Los animales afectados babean mucho, tienen la lengua inflamada y les cuesta tragar. En los casos más graves, la lengua se puede necrosar parcial o totalmente. En estos casos hay que acudir rápidamente al veterinario para que le aplique un tratamiento lo antes posible.
De camino a la clínica podemos administrarle el tratamiento recomendado para las picaduras de insectos.

Para evitar que nuestros perros (y también gatos) puedan contraer la temida LEISHMANIOSIS (enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito del género Flebotomo) debemos proteger a éstos de las picaduras de los mosquitos sobre todo en zonas donde esta enfermedad está presente. Esto puede hacerse de diferentes maneras:

1.    Utilizando antiparasitarios en forma de: collares, sprays, pipetas, etc. Estos productos están hechos con insecticidas de diversa  índole.

2.    Se pueden utilizar collares y otros productos fabricados a base de aceites esenciales de plantas, conocidas por sus efectos repelentes de insectos: aceite de Neem, tea tree, citronella, geranio, romero, etc. como por Ej. el collar PULVEX o la loción NOBIT  (de venta en nuestra tienda virtual y clínica veterinaria). Estos productos son menos tóxicos que los anteriores y suponen una alternativa interesante para aquellos que no quiere utilizar insecticidas químicos o para aquellos animales alérgicos a los collares o pipetas antiparasitarias clásicas.

3.    Se puede suplementar la dieta del animal con Ajo crudo o en forma de perlas, pues también es sabido que posee un efecto repelente de insectos y  parásitos.

4.    En el interior de las casas podemos poner dispositivos repelentes de mosquitos en los enchufes destinados a tal fin.

5.    Podemos dar a nuestros animales el siguiente medicamento homeopático en la época de exposición a los mosquitos: Ledum palustre 5CH gránulos: 2 gránulos 2 o 3 veces al dia. Este medicamento tiene un efecto repelente de mosquitos y además se utiliza en casos de picadura de insectos para ayudar en la curación de las lesiones producidas.

En esta época nuestros perros y gatos (los que salen al exterior) pueden coger pulgas y garrapatas, parásitos muy molestos porque les pueden producir picor, dermatitis, y además les pueden transmitir graves enfermedades. Para evitarlos utilice pipetas o collares antiparasitarios de buena calidad o productos a base de aceites esenciales como he mencionado anteriormente.


REACCIONES ALERGICAS

Podemos encontrarnos perros y gatos con alergias a diferentes tipos de pólenes y en ésta época lo pasarán mal, al igual que los humanos. Los síntomas pueden variar desde conjuntivitis, rinitis, dermatitis, etc…

La medicina convencional utiliza en estos casos corticoides y/o antihistamínicos, que a veces se hacen necesarios e imprescindibles.

El problema lo tenemos en aquellos animales con alergias crónicas, en los que el uso de corticoides a largo plazo produce una serie de efectos secundarios indeseables. Además, estos medicamentos no curan la alergia, pues en el momento en que se suspenden, los síntomas vuelven a reaparecer.

En los casos crónicos merece la pena intentar un tratamiento natural con diferentes terapias: acupuntura, homeopatía, fitoterapia, oligoelementos, consejos de nutrición, etc… que además de no presentar efectos secundarios, suele dar buenos resultados en la mayoría de los casos.


LAS ESPIGAS

A partir de la primavera  y durante todo el verano y otoño, en el campo e incluso en los parques de las ciudades crecen las llamadas “espigas” por todas partes. Cuando éstas se secan ,se desprenden las semillas y es muy fácil que cuando nuestro perro pasea o se restriega encima de ellas, éstas se introduzcan por diferentes orificios: nariz, ojos, oídos e incluso dentro de la piel.
Cuando se introducen en los orificios nasales notamos que nuestro perro o gato no para de estornudar repetidamente. Cuando se introducen en los oídos, nuestros animales no pararán de sacudir las orejas o bien irán con la cabeza torcida hacia el lado donde está la espiga. Cuando se introducen en  los ojos, se quedan enganchadas por dentro del párpado y producen una reacción inflamatoria y hasta úlceras en la córnea. Notaremos que el animal tiene el ojo medio cerrado y muy inflamado.
También es muy frecuente, sobre todo en razas de perros de pelo largo como el cocker, caniche, etc. que se introduzcan en la piel de los espacios interdigitales produciendo fístulas muy molestas.
En todos estos casos debería llevar a su perro o gato al veterinario para que éste extraiga las espigas lo antes posible.

Sólo en  éste último caso, en el que las espigas se introducen debajo de la piel, podemos intentar un tratamiento homeopático con Silicea 5CH: 2 gránulos 3 veces al día.  Este medicamento  posiblemente hará  aumentar la supuración para que la espiga sea eliminada  por medios naturales sin necesidad de tener que utilizar el bisturí. Si este tratamiento no funciona, la intervención del veterinario se hace imprescindible.

Estas hierbas tienen unos pelitos que hacen muy fácil su entrada en el cuerpo pero muy difícil su salida. Por eso aunque el perro sacuda las orejas es muy difícil que salgan al exterior y será necesario que las extraiga el veterinario, muchas veces bajo sedación.


IRRITACIÓN EN LAS ALMOHADILLAS

Algunos perros, después de un periodo de inactividad invernal, de repente hacen una larga excursión o caminata por el campo y pueden volver con las almohadillas muy inflamadas e incluso con ampollas.

Para ayudar a cicatrizar las heridas se pueden utilizar diferentes productos:


Estas son recomendaciones que le pueden ser de utilidad pero en ningún caso sustituyen a la consulta de un veterinario.