Se acabó el verano y con él,  algunos de los problemas que más sufren nuestros animales en esta época del año.

En OTOÑO, sin embargo nuestros animales de compañía pueden sufrir otro tipo de afecciones:

En esta época del año es muy recomendable realizar a nuestros perros un TEST DE LEISHMANIA, sobretodo si han estado durante la primavera y el verano en zonas donde esta enfermedad sea frecuente.
La LEISHMANIOSIS es una enfermedad producida por un protozoo que es transmitido por la picadura de un mosquito llamado Flebotomo. Es una enfermedad muy extendida por todo el territorio Español.
El periodo de incubación puede ser variable, y hay animales que pueden tardar meses en manifestar síntomas clínicos que nos hagan sospechar de ella. Por ello, un diagnóstico precoz es muy importante de cara al tratamiento y pronóstico.
Además, el tener un perro enfermo de Leishmaniosis sin tratamiento, es un foco de infección para otros animales y/o personas.
En comparación con los casos de Leishmaniosis que se presentan el perros, ( raramente en gatos), son pocas las personas afectadas por esta enfermedad.

Esta enfermedad puede producir síntomas muy variables en los perros:
  • Adelgazamiento.
  • Diarreas.
  • Lesiones cutáneas: seborrea, alopecias, úlceras que no cicatrizan, etc.
  • Aumento de tamaño del bazo y/o hígado (esplenomegalia y/o hepatomegalia).
  • Excesivo crecimiento de las uñas.
  • Hemorragias nasales.
  • Debilidad muscular.
  • Fiebre.
  • Cojeras.
  • En el peor de los casos Insuficiencia renal y/o hepática.


El test de Leishmania puede ser realizado de forma rápida en la misma clínica veterinaria, para lo cual tan sólo se necesitan unas gotas de sangre. En caso de que el resultado de la prueba diera positivo son varias las soluciones a nuestro alcance. Su veterinario le recomendará el mejor tratamiento. Aparte del tratamiento clásico con diferentes medicamentos destinados a eliminar el parásito, podemos recurrir a diferentes terapias alternativas encaminadas a estimular el sistema inmunitario y tratar las afecciones o lesiones secundarias de esta enfermedad. Dentro de estas terapias podemos utilizar:

 

  • Diferentes medicamentos homeopáticos si nuestro animal padece lesiones en piel, en hígado o riñones, como consecuencia de la enfermedad.
  • Determinados hongos que estimulan el sistema inmunitario, entre ellos el Reishi, el Maitake, el Siitake, el Coriolus versicolor, etc.
  • Bioresonancia con Quantec.
  • Terapia floral.
  • Otros productos estimulantes del sistema inmune.
  • Antioxidantes y vitaminas.

También en esta época pueden aparecer los síntomas de otra enfermedad, en este caso transmitida por garrapatas: La EHRLICHIOSIS.
Algunos de sus síntomas pueden ser:

  • Adelgazamiento.
  • Hemorragias nasales.
  • Anemia.
  • Disminución del número de plaquetas.
  • Fiebre.
  • Cojeras.
  • Etc.